Sus Primeras Lágrimas de Felicidad

EnglishAyer fue un día muy especial para mi Magdalena. En la mañana fue su último juego de fútbol de la temporada, seguido por una ceremonia en donde todos los jugadores reciben medallas por su esfuerzo durante la primavera. Como fieles seguidores de la copa mundial, regresamos a la casa a ver el juego de Brasil vs. Chile. Luego de almorzar y recargar energías, nos comenzamos a alistar para su recital de baile anual. Se veía hermosísima con su moño y el traje de jazz. Me dijo que

la maquillara, y luego no podía dejar de verse en el espejo.

Este fue su tercer recital, pero fue especial. Al final del show, la academia le entrega medallas a los bailarines por completar el curso y por dar su alma y corazón al bailar en el escenario. También hay algunos premios especiales por antigüedad y dedicación. La clase de Magdalena fue la ganadora por mostrar más personalidad en escena. Desde nuestros asientos, Ro y yo podíamos ver la carita de alegría de Magdalena cuando lo anunciaron. Fue un premio pequeño pero muy significativo para ella.

Flowers for our Talented Ballerina

Cuando íbamos caminando al carro, Magdalena nos contó que luego de la premiación, cuando iba caminando al camerino, sintió ganas de llorar por la emoción por haber ganado, pero se reprimió. Ya adentro del carro no pudo contener más las lágrimas y comenzó a llorar: “¡ganamos, mi clase ganó! No lo puedo creer”. Llorando y sonriendo, como yo cuando me dieron la bella noticia de que estaba embarazada de gemelos. Fue algo totalmente nuevo para mí. Se me arrugó el corazón al verla tan vulnerable y transparente, sintiéndose cómoda para mostrar esas emociones frente a nosotros.

Magdalena tiene seis años, y era la primera vez que lloraba de felicidad. No pude evitar llorar yo también, al ver la pureza de su corazón, emocionada por las cosas más sencillas de la vida. No fue un Oscar, ni un millón de dólares. Fue el reconocimiento de sus talentos, el incentivo para seguir bailando y trabajando en sus habilidades. No bailó por el premio. Bailó porque es su pasión. Fue el cierre perfecto para un día mágico e irrepetible.

 

Advertisements

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s